Semana del catequista: ¿cómo comenzó la Catequesis en la Iglesia?

Uno de los primeros problemas que se planteó la Iglesia fue la formación de aquellos que deseaban incorporarse a ella. Es así como nace la catequesis en los primeros siglos del Cristianismo. 

Por: Josselin Melara

Te puede interesar: Alertan a catequistas sobre las tentaciones en que pueden caer

¿Qué es la Catequesis?

La palabra “catequesis” proviene del verbo griego, katexein, la cual, San Pablo utilizaba ara indicar la “enseñanza oral de la fe” (1Cor 14, 19; Gal 6,6). 

En un primer sentido, se trataba de la predicación de la palabra de Dios, y luego tenía lugar la explicación de la palabra predicada. 

Tiempo después, se empleó en un sentido técnico para darle significado a la “formación cristiana previa a la recepción del bautismo”. 

No te pierdas: Reflexión de nuestro obispo: Permanezcan llenos de alegría, aunque tengan que sufrir pruebas

(Foto: Pixabay)

La persecución cristiana: una motivación para la formación catequética

Las persecuciones cristianas, tales como la de Decio (que gobernó entre el año 249 y 251) más la presencia de las herejías, motivaron a la Iglesia a someter a los catecúmenos a la prueba del tiempo y la perseverancia, ya que podían confundir la buena fe de quienes se acercaban al cristianismo.

Es a partir de la paz constantiniana que se produce una gran afluencia de conversiones a la fe, la cual determinará una organización estable, cuya estructura se perfilará de modo significativo a lo largo del s. IV.

Es en este siglo donde se escribirán los grandes tratados catequéticos de San Ambrosio, San Agustín, San Cirilo de Jerusalén y San Crisóstomo, entre otros.

Te interesa: 5 consejos para catequistas novatos

(Foto: Pixabay)

La catequesis la daba el obispo

La tarea de la enseñanza correspondía al obispo respectivo. En los primeros siglos del cristianismo no presentaba una gran dificultad, debido al reducido número de catecúmenos. 

Pero a partir del siglo III, el número de peticionarios del bautismo era muy considerable, por lo que los obispos solían recurrir a diáconos y otras personas para la enseñanza catequética. 

Es más, se llegaron a formar verdaderas escuelas catequéticas. La más famosa es la de Alejandría, donde Orígenes tuvo la oportunidad de elevar esa escuela al máximo nivel intelectual de su tiempo. 

Fue así como el apostolado catequético fue tomando forma hasta llegar a nuestros días, donde, en muchos de los casos, son personas de la comunidad que se encargan de esta enseñanza. 

Fuente: http://www.fluvium.org/textos/historia/his94.htm

No te puedes perder: Carta Apostólica Antiquum Ministerium del Sumo Pontífice Francisco, con la que se instituye el ministerio de catequista

Editora web de los Medios Digitales de la Diócesis de Azcapotzalco
Instagram: @joss_saharaltair

Deja una respuesta